Comer y beber

¡HE ESTADO! ¡QUIERO IR!

TOP #1
TOP #2
TOP #3

naturalde moda

La Cocina de mi Vecina es un local situado en la zona céntrica del barrio de Malasaña, entre la Plaza del Dos de Mayo y la de San Ildefonso. En este lugar, estéticamente muy novedoso y atractivo, la gente del barrio se reúne para tomar refrescos, zumos, batidos, cafés, aperitivos, ensaladas, bocadillos, tartas, pasteles...
Es un local amplio, muy luminoso, climatizado en el que los vecinos del barrio charlan o trabajan en grandes mesas, mientras disfrutan de buena música en un lugar muy agradable.
Todo lo dicho, más exposiciones, conciertos, revistas de cultura, pizarras para recomendar películas, música etc, hacen de La Cocina de Mi Vecina un sitio de visita obligada en el que tomarte un respiro, al más puro estilo Malasaña.
(El precio de un café con leche es de 1'5€ y todos los demás precios de productos son proporcionales)

AÑADIR A MI VIAJE
TOP #4

de moda

Lolina "Vintage Café" es una cafetería situada en el corazón del Barrio de Malasaña, entre las plazas de San Ildefonso y del Dos de Mayo.
Sirven cafés, zumos, cócteles, ensaladas, sandwiches, carta de tes…
Decoración retro, muchos colores, muebles antiguos…
El local tiene 2 plantas, la primera abierta a la calle y con grandes ventanas, el piso de abajo se conforma como un salón, algo más íntimo.
Lolina "Vintage Café" ha conseguido mantener el espíritu de los años 60-70's dándole una vuelta moderna y creando un estilo, que mezclado con el buen ambiente que caracteriza el barrio, convierte este local en una parada imprescindible.
El precio de un café con leche es de 1,5€ y el resto de precios son proporcionales.

Número de teléfono: 667 20 11 69 ‎

AÑADIR A MI VIAJE
TOP #5
Avatar

Templo del Blues

recomendación de gruncho

fiesta

Es una de las últimas cuevas madrileñas en las que puedes escuchar Blues en directo 3 días a la semana (martes, miércoles y jueves), la entrada SIEMPRE es gratuita. Los precios de las consumiciones suben —esta es la pega— (las jarras de cerveza valen 4/5€), al no tener web nunca se sabe quién va a tocar, pueden aparecer allí unos Neoyorkinos con una guitarra y un cantante o 6 australianos tocando trompetas, pero siempre grandes artistas. El sitio se llena y se recomienda llegar allí antes de las 22h. Pocos sitios alimentan tan buen ambiente.

AÑADIR A MI VIAJE